Historia del Club Real Madrid

< Volver a Entradas Real Madrid
 


Real Madrid Club de Fútbol

Fundación: 1902
Socios: 96.966 socios
Presidente: Florentino Pérez

 

Palmarés

- 10 Copas de Europa
- 2 Copas de la UEFA
- 2 Supercopas de Europa
- 19 Copas del Rey
- 9 Supercopas de España
- 32 Ligas españolas
- 1 Mundial de Clubes
- 1 Trofeo FIFA: El mejor club del siglo XX
- 18 Campeonatos regionales
- 2 Copas Latinas
- 2 Pequeñas Copas del Mundo
- 1 Copa de la Liga
- Más de 100 premios y trofeos de campeón y 58 de subcampeones



El Real Madrid CF es uno de los cinco equipos europeos que conserva la Copa de Europa en propiedad y tiene derecho a distinguirse con un parche de color azul en la manga izquierda de su camiseta como campeón múltiple.

El Club tiene cinco trofeos de la Liga Española de Fútbol al haberlos conseguido tres veces seguidas o en cinco alternas. 

 

Historia del Real Madrid CF

El Real Madrid fue fundado en 1902 por los hermanos barceloneses Juan y Carlos Padrós, bajo el nombre de Madrid Football Club. El club se integró desde el primer momento en la liga española y es uno de los tres únicos equipos de fútbol que no han descendido de categoría en toda la historia de la Primera División Española. El Real Madrid está considerado como uno de los clubes deportivos más galardonados del mundo y la FIFA lo definió en los primeros años del siglo XXI como el mejor equipo de fútbol del siglo XX. El Real Madrid CF es también el club de fútbol con más número de seguidores de España, con un 30% de todos los aficionados del país.

El Real Madrid ganó su primera liga en la temporada 1931-32. Al poco, pasó a denominarse sólo Madrid CF, al haberse instaurado la Segunda República Española. Sólo recuperaría el título de Real en 1941.

A finales de los años 40 se levantó el Estadio Santiago Bernabéu, en lo que en su momento eran las afueras de la ciudad de Madrid. El estadio recibió el nombre del presidente que dio la primera proyección global a la entidad. Hoy, el Estadio Santiago Bernabéu es el centro del madridismo y de su cultura social y deportiva.

Con el presidente Santiago Bernabéu, el Real Madrid CF consiguió sus mayores triunfos deportivos. En los años 50 se
ficha a uno de los jugadores más grandes de la entidad blanca, Alfredo Di Stefano, 'La Saeta Rubia'. El jugador y los equipos de aquellos años se convirtieron en la élite del fútbol europeo. El Real Madrid de Di Stefano consiguió la gesta de llevar 19 grandes títulos y trofeos a las vitrinas de la entidad en sólo una década.

Jugadores como Zoco, Velázquez, Sanchís, Pirri, Gento o Amancio fueron el relevo generacional de Di Stefano en la década de 1960. Jugadores de la cantera, criados en juego en las categorías inferiores del club y en sus escuelas deportivas formaron la 'Quinta del Buitre' en los años 80 y 90. Emilio Butragueño, Michel, Sanchís, hijo, Martín Vázquez o Pardeza consiguieron cinco ligas españolas, además de revolucionar el estilo deportivo del equipo blanco que se volvió aún más técnico.
 
La entrada de la serie completa de los mejores jugadores del mundo en los años 90, como Figo, Beckham, Ronaldo o Zidane, compuso un equipo que la prensa y la afición llamaron 'Galácticos', por el coste astronómico de sus fichas, pero también por la calidad de su juego, que, en todas las opiniones, estaba en otro nivel. Con ellos, se consiguió la séptima Copa de Europa.
 
La primera parte del siglo XXI fue un período marcado por un gran número de nuevas incorporaciones, tanto en lo que se refiere a entrenadores como jugadores. Futbolistas como Robinho, Robben, Van Nistelrooy o Sneijder llegaron con la esperanza de dar un giro al juego del Madrid, pero fracasaron en el intento.

Fichajes millonarios que se consolidaron con la vuelta a la presidencia de Florentino Pérez en 2009, empezando por el fichaje del tan ansiado futbolista brasileño, Kaká. A partir de ese momento, todo empezó a cambiar, especialmente con la contratación del portugués José Mourinho y el fichaje de Cristiano Ronaldo que consiguieron un primer éxito con la liga de 2011-2012. La llegada de Carlo Ancelotti en el banquillo blanco en 2013, junto con la incorporación de Gareth Bale, acabaron por consolidar a un Real Madrid que terminó ganando “la décima”. A posteriori, se hicieron con su primer Mundial de Clubes y la Supercopa de Europa, ambos en 2014. 

A finales de la temporada 2014-15, y tras no haber conseguido ningún título, Carlo Ancelotti es reemplazado por Rafael Benítez, proveniente del club italiano, Napoli, y ex-entrenador de algunos grandes clubes europeos como el Inter, el Chelsea, el Liverpool o el Valencia CF.

 

Estadio Santiago Bernabéu

Nombre oficial: Estadio Santiago Bernabéu
Inauguración: 14 de diciembre de 1947
Arquitectos: José María Castell, Manuel Muñoz Monasterio y Luis Alemany Soler (arquitectos originales)
Altura: 45 metros
Dimensiones: 105x70 metros (césped)
Capacidad: 81.044 espectadores
Coste: 1.732.943 € (288.426.53,72 pesetas)
Dirección: Avenida de Concha Espina, 1. Madrid

 


Historia del Estadio Santiago Bernabéu

El Estadio Santiago Bernabéu es el campo de fútbol oficial del Real Madrid CF desde su inauguración en 1947. En el año 2007, la UEFA lo catalogó con una de sus máximas distinciones, la de 'estadio de élite'.

La historia del campo de fútbol comenzó en el verano de 1944 cuando se obtuvieron los recursos económicos para adquirir unos terrenos anejos al viejo Estadio de Chamartín donde el equipo blanco jugaba hasta ese momento sus competiciones. La maqueta del nuevo estadio, presentada en el Palacio del Círculo de Bellas Artes, causó sensación, no sólo por las dimensiones y las trazas de una construcción moderna y vanguardista, sino por la solidez que le proporcionaba el material básico empleado, el cemento armado. Técnica y materiales que no eran corrientes en las construcciones de la posguerra española.

Aquella primera construcción fue inaugurada en 1947 con un partido amistoso contra el Os Belenenses de Portugal. Al campo en los inicios se le conocía como Nuevo Estadio Chamartín, o simplemente Chamartín. Su capacidad era muy importante para la época, 75.145 espectadores, de los que apenas el 9% tenían asientos, el resto debía ver el partido de pie.

Sólo siete años después, el estadio sufrió la primera remodelación. Se amplió la zona lateral de las gradas del campo,
algo que permitió acoger a 125.000 espectadores. El terreno de Chamartín se convirtió así en el segundo estadio de Europa en capacidad detrás del estadio inglés, de Wembley. En 1955, el campo pasó a llamarse Estadio Santiago Bernabéu en agradecimiento a los logros alcanzados por este presidente, entre ellos, los futbolísticos, pero también la consecución del imponente estadio que era -y es- un referente en la arquitectura deportiva del siglo XX.

Una nota curiosa. Hasta 1957, el estadio no tuvo iluminación para disputar encuentros nocturnos. En mayo de 1957, se inauguran las torres de luz con un partido también amistoso contra el Sport Club do Recife de Brasil.

La segunda gran reforma del campo se produjo a principios de la década de 1980 para albergar los encuentros del Mundial de España de 1982. La remodelación fue completada por  los arquitectos Luis y Rafael Alemany y Manuel Salinas. La remodelación impuesta por las normas de la FIFA, supuso la reconversión de las plazas, que pasaron a tener dos terceras partes de asientos. La reforma redujo la capacidad de aforo del estadio que en 1982 pasó a tener 90.800 espectadores. También se rehabilitó la fachada del campo, se colocaron videomarcadores en los fondos norte y sur y se crearon nuevos accesos, zonas comunes anexas, espacios para el trabajo de la prensa y vestuarios de nueva planta. Reformas que costaron más de 4,2 millones de euros (coste en su día: 704 millones de pesetas).

En la segunda mitad de los años 80, el estadio implementó sus infraestructuras de seguridad para adecuarlas a la normativa de la UEFA que deseaba prevenir el creciente incremento de la violencia en los campos de fútbol europeos. Para ello, se habilitaron accesos independientes para cada zona del estadio, así como asientos para casi la totalidad de los espectadores.

La creación de tantas plazas de asiento redujo la capacidad de aforo y para volver a ampliarla, el club decidió volver a reformar el graderío en 1992. Para ello, se creó un tercer anfiteatro en el lateral oeste del campo, que incrementó en 20.200 espectadores la capacidad total del estadio. Una inclinación del 87% de este graderío permitió acercar a los espectadores al terreno de juego y proporcionarles una buena visión. Con esas obras, el campo de fútbol pasó de tener una altura de 22 metros a alcanzar los 45 metros. 

La nueva altura de las gradas del estadio generaban más sombra, algo que hacía que el césped se estropeara, sobre todo en invierno. Para corregir este defecto, se instaló bajo la superficie del terreno de juego una red de tuberías de polipropileno de 30 kilómetros de longitud que proporcionaba agua caliente y calor al césped.

Al final de estas remodelaciones, el Estadio Santiago Bernabéu alcanzó capacidad para 106.000 espectadores.

Sin embargo, en 1998, una última reconversión de plazas convirtió todas las del estadio en localidades de asientos, el aforo total pasó a ser de 74.328 espectadores.

En 2000 se puso en marcha un plan director para maximizar la rentabilidad de las instalaciones del club. Se crearon nuevos palcos, se renovaron los vestuarios, se habilitaron zonas para público preferente (zonas VIP), se acomodó un nuevo palco de honor en la zona este y se mejoraron los videomarcadores, la megafonía y la sala de los trofeos. También se instalaron bares y restaurantes, escaleras mecánicas, calefacción en la zona de gradas y se habilitó un edificio multifuncional en la calle Padre Damián. En este edificio se instaló una zona de oficinas renovada y una gran tienda del club, lugar de paso del Tour del Bernabéu, una ruta guiada creada en esos días. La capacidad del estadio pasó a ser de 80.354 espectadores.


En 2006, el Estadio Santiago Bernabéu se convirtió en el primer estadio autogestionado del mundo con servicios integrados en una red de fibra óptica y mediante sistemas informáticos. El sistema de cubierta general de las gradas se inauguró en 2011 y una última ampliación de los graderíos colocó la capacidad del campo en 81.044 espectadores. En los próximos años está prevista una ampliación más de 8.000 nuevas plazas, a las que habrá que sumar nuevas zonas verdes, un hotel, una superficie comercial y zonas de aparcamiento privado.